Alessandro Lo Bianco

Alessandro Lo Bianco

Gente excepcional

Después de trabajar a bordo de cruceros, abrí un estudio fotográfico propio. En 2001 hice mi primera experiencia en un pueblo turístico: la única idea de abandonar la clásica “chaqueta y corbata” para encontrarme con los pies sumergidos en la arena en los lugares más bellos del mundo ¡no tiene precio!

Personalmente, siempre he tenido una gran pasión por los viajes, especialmente al tratar con otras realidades: con este trabajo puedo hacerlo de forma natural, porque trabajar en un lugar específico durante 3 o 6 meses es muy diferente de una transición fugaz de un turista simple .

La profundización de la lengua extranjera en el campo también es muy diferente de lo que puedes hacer en los libros. Actualmente hablo inglés, español y francés, y obviamente italiano.

El trabajo en la empresa es muy gratificante: está muy bien organizado y para cualquier evento siempre puedo contar con personas que resuelvan mis problemas en un momento, concentrándose en la sesión fotográfica.

El trabajo en equipo también es muy gratificante: tengo que conocer a grandes personas que se han hecho amigas, así como a simples colegas.